Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Ritmos XXI de información cultural

Síguenos en Facebook y Twitter Twitter Suscríbete a nuestro boletín
En Mérida

El Museo de Arte Romano celebra el bimilenario de la muerte del emperador Augusto

Teatro Romano de Mérida.
El museo acoge una exposición en la que pretende dar a conocer al gran público la figura de Augusto, su familia, su persona y su ideario político, así como contextualizar la presencia de Augusto en Hispania.

Redacción

/ 20 agosto 2014

Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en Twitter RSS

La conmemoración del Bimilenario de la muerte del emperador Augusto, acaecida el 19 de Agosto del año 14 d. C., ha motivado que el Museo Nacional de Arte Romano de Mérida programe toda una serie de actividades en torno al fundador de la colonia Augusta Emerita. La inauguración de la exposición temporal “Augusto y Emerita, que podrá visitarse hasta el 6 de enero de 2015, es uno de los actos centrales de este homenaje al creador del Imperio. La exposición está patrocinada por el Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida, que celebra este año su 60º edición.
 
El Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida simboliza la herencia viva del emperador Augusto. 2.000 años después de la muerte del fundador de la entonces Colonia Augusta Emerita, el teatro que dispuso construir aquel emperador para impulsar el nivel cultural de sus habitantes en cada ciudad que se erigía bajo su mandato, es de las pocas construcciones de la época que mantienen viva su función primigenia. El teatro permanece y el legado de Augusto sigue vivo en él, en su Festival.
 
La exposición Augusto y Emerita, de objetivos sencillos pero directos, pretende dar a conocer al gran público la figura de emperador, su familia, su persona y su ideario político, así como contextualizar la presencia de Augusto en Hispania. El contenido fundamental de exposición se centrará en la fundación de colonia Augusta Emerita y las realizaciones en los primeros años, para finalizar con la reorganización administrativa de Hispania realizada por Augusto, que conllevó la creación de una nueva provincia, Lusitania, de la que Mérida se constituyó en su capital.
 


El ideario político de Augusto

 
La exposición se inicia con una semblanza del emperador Augusto. Desde su aspecto físico y personalidad, las bases ideológicas para la configuración de un nuevo régimen político en Roma, el Imperio, y la importancia de la política familiar, son los temas a tratar y a mostrar a través de una galería de retratos familiares que se inician con el propio retrato del Emperador y finaliza con uno de sus principales colaboradores y patrono de la colonia, Marco Agripa, del que se expone una réplica de un retrato original del Louvre, propiedad del Museo.
 
Especial interés reviste el Grupo Imperial del Teatro Romano, conformado por el Emperador, su sucesor, Tiberio, y un Príncipe Julio-Claudio, identificado como Druso, propiedad del Museo y que se expone en un nuevo contexto expositivo. Acompaña al panel explicativo una restitución aproximativa del Aula Sacra del Teatro, con la disposición del grupo escultórico y el estado primitivo de la misma.
 
Tras ellos, personajes claves de la Gens Augusta: su mujer –Livia-, procedente del Museo Arqueológico Nacional de Tarragona; el retrato de Lucio César, nieto de Augusto, fallecido en plena juventud, así como sus descendientes -Agrippina Minor-, de la que se expone una réplica del MNAR, y cuyo original, hallado en la ciudad, pertenece a las colecciones del Museo Arqueológico Nacional.
 

Hispania. Tierra de conquista

 
El fin de las Guerras Cántabras, que el propio Augusto lideraría con fines políticos, económicos y propagandísticos, es el tema principal del segundo ámbito expositivo. Estos temas se ilustran a través de piezas relacionadas, por un lado, con los pueblos vencidos y sometidos: la falcata (Museo de Badajoz), como arma más característica de los pueblos prerromanos finalmente bajo el dominio de Roma, dispuesta en el centro de la sala; de otro lado, la exaltación de la Victoria y de la Pax Augusta, una iconografía rica y variada, que se ejemplifica a través de los restos de un posible monumento conmemorativo tipo Trofeo, de dimensiones colosales, así como de los tipos monetales desarrollados en las primeras emisiones de la colonia –Victoria coronando un Trofeo o la representación misma de un Trofeo sobre escudos y armas amontonadas–. Especialmente significativo es el caso del primero, el Monumento conmemorativo, nunca expuesto en su conjunto en el Museo. Por su parte, las monedas, se acompañan de apoyos gráficos que permiten una mejor comprensión de los mensajes transmitidos en las representaciones monetales. Finalmente, la reproducción del Edicto de Bembibre (Museo de León) documenta los ensayos de una nueva organización administrativa de Hispania ordenada por Augusto. Esta nueva configuración provincial llevó a la creación de una nueva provincia, Lusitania, capitalizada por Augusta Emerita.
 

La fundación de la colonia Augusta Emerita

 
La ciudad se fundará con soldados veteranos de la Legio V Alauda y X Gemina, y en la elección de su localización tuvieron significancia razones estratégicas de índole económica y de control del territorio. Los rostros de aquellos primeros fundadores bien pudieran parecerse a los de la magnífica galería de cuatro retratos privados, de primera época, que se pueden contemplar en este ámbito temático, pertenecientes a la colección del Museo. Estos semblantes de colonos desconocidos bien pudieran ser los registrados en la “Lista de nombres” procedente del Templo de Diana y que también se exhiben en esta sala. Completan la misma, de un lado, el monumento funerario de un veterano de la Legio X, emeritense, ejemplo de la continuación por parte de los descendientes de los primeros colonos del oficio militar. De otro, el ara de Tiberius Claudius Crescens, buena muestra de la adscripción a la tribu Papiria de todos los ciudadanos de la colonia emeritense desde su fundación.
 

La Emerita de Augusto

 
La ciudad, Emerita en tiempos de Augusto, es el tema central del cuarto ámbito temático, en el que el empleo de recursos gráficos ha sido especialmente pródigo debido a la necesidad de mostrar la creación de una colonia ex novo –el emplazamiento, el territorio perteneciente a la colonia, las obras de infraestructura o los espacios de uso público como el Foro y el recinto del Teatro y el Anfiteatro-. Una gran ilustración de la ciudad en estos primeros años preside la sala. Los trabajos de documentación arqueológica han permitido acercarse a la restitución de una urbe en plena construcción.
 
De otra parte, ilustraciones más cercanas, a modo de lupas de aumento sobre el gran mural, permiten descubrir los principales ítems de Augusta Emerita, esta vez sí, acompañados de piezas que se dejan vislumbrar el esplendor y la magnificencia con la que la ciudad fue creada desde los primeros años: la inscripción de Aqua Augusta, buena muestra de las primeras infraestructuras con las que se dotó la ciudad; y los relieves de Agripa y el Laurel, pertenecientes, posiblemente, al programa decorativo del Foro Colonial. Junto a ellos, las monedas de la ceca emeritense, acompañadas de sus ilustraciones respectivas, recuerdan de nuevo las obras civiles y religiosas de la ciudad: la puerta, el altar dedicado a la Providentia Avgvsti, el templo con advocación al culto imperial o el anciano barbado con ánfora vertiendo agua bajo él, posible deidad local, antropización del propio Ana. Finalmente, se presentan una selección de objetos de cultura material, relacionados con las producciones de vidrio, cristal de roca, cerámica y eboraria, piezas todas ellas de “auténtico” lujo, que demuestran la pujanza que desde sus inicios tuvo la ciudad, y su conexión con las redes comerciales.
 

La provincia romana de Lusitania

 
La creación de la provincia de Lusitania, espacio común de territorios, hoy formando parte de España y Portugal, sirve como colofón a la muestra: sus orígenes hasta la configuración territorial y viaria de una esta nueva provincia. Destacan significativamente en este último ámbito temático piezas de primer nivel, algunas de ellas vistas en contadas ocasiones fuera de sus museos. Por un lado, procedentes de sendas colonias extremeñas, Norba yMetellinum, se presentan obras que son ejemplos de la oficialidad, a través de esculturas de clara vocación pública, como son el torso de bronce hallado en el Palacio de Mayoralgo –Cáceres– (Museo de Cáceres), posiblemente perteneciente a un monumento ecuestre radicado en el foro norbense; así como la Dama de Medellín (Museo de Badajoz), espléndida escultura marmórea que formaría parte del programa iconográfico del teatro de la colonia, cuyo aspecto actual, tras las recientes excavaciones, se destaca mediante una gran fotografía mural.
 
La muestra finaliza con un subámbito temático dedicado a “Las religiones en Lusitania”, un tema de máximo interés por las implicaciones sociológicas, demográficas y espirituales que conlleva. A saber, de un lado la religión oficial, la implantación del panteón clásico romano y el incipiente Culto Imperial, instaurado precisamente por Augusto, y que se muestra a través del Epígrafe honorífico de Cornelius Bocchus y del Depósito funerario del Lameira Larga. Éste último, llegado desde el Museo Nacional de Arqueología de Lisboa, donde ostenta categoría de “Tesoro Nacional”, está conformado por un conjunto de piezas de variada materialidad, en el que destaca significativamente una pátera de plata sobredorada con representación del Mito de Perseo contra Medusa, tema de la mitología griega clásica heredado por la cultura romana.
 
De otro, la permisividad de Roma para con los cultos prerromanos llevó a un sincretismo religioso propio de los pueblos lusitanos, con ejemplos muy significativos en la propia Mérida y cuya ejemplificación expositiva se presenta a través de la pátera de plata dedicada a la diosa Bandua, perteneciente a las colecciones del Museo de Badajoz. 

Los comentarios cuyos mails sean falsos o no verificables no serán publicados

Rellena el siguiente campo con los caracteres que aparecen a la izquierda

Normas de uso

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de ritmosxxi.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Ritmosxxi.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

ÚLTIMOS COMENTARIOS PUBLICADOS
Historia de Rusia
 Moscú
21/10/2014
Excelente cada una de las obras de Edward Rutherfurd.
DEL ARTÍCULO...
Nathalie
 Nathalie
13/10/2014
Me encanta el nuevo disco de Fran Valenzuela, está lleno de energía.
DEL ARTÍCULO...
Javier Marías: el narrador
 José Manuel
11/10/2014
El primer libro que leí de J. Marías fue Los Enamoramientos; y entonces continué leyendo toda su obra. Sin duda, es el Miguel de Cervantes del siglo XX y seguirá siéndolo del siglo XXI. Cum laude para D. Javier Marías Franco.
DEL ARTÍCULO...
Residente en Liverpool
 Diestro de La Manga
07/10/2014
Tenemos que dejar de ver como una maldición que los jóvenes españoles se vayan del país. Es una buena forma de aprender otras culturas.
DEL ARTÍCULO...
Catedrático de Universidad jubilado.
 Ángel Berenguer
06/10/2014
Me gusta la entrevista. Enhorabuena desde Boston al entrevistador y al entrevistado por su nuevo trabajo.
DEL ARTÍCULO...